MALAWI: Liwonde, Zomba, Senga Bay; Nkaya Bay – ZÂMBIA: South Luangwa

La entrada en Malawi no supone ningún problema. Sin el Carnet de Passage del coche (que viene de camino por correo), pagamos el TIP(permiso de importación temporal) del coche y los visados en la misma frontera, pero nos dicen que para el seguro del coche tenemos que ir a Balaka, a unos 40 kms, asegurándonos de que la policía no nos molestará si nos para. Nuevo país para Djambo que pasa la frontera discretamente sin ningún control, para nosotros ya es un país visitado hace 7 años. Tras recorrer unos 20 kms por camino solo para 4×4 llegamos al asfalto y paramos en un control de la policía. Nos piden el seguro, que no tenemos aún, y nos intentan sacar dinero diciéndonos que ellos mismos pasan un recibo por una cantidad…ja ja! No nos lo creemos y tras discutir con ellos unos 20 minutos, les hacemos ver que nos están engañando. Hasta que los aburrimos y nos dejan continuar hasta Balaka.

Una vez con e20140420_8031_Canon5Dl seguro del coche, volvemos hasta Liwonde National Park, y nos alojamos en Shire Camp, junto al río Shire y al otro lado del Parque Natural. Con una fría cerveza en mano avistamos los primeros hipopótamos. Al día siguiente hacemos un safari por el río con muchos hipopótamos, cocodrilos y algún elefante. Después de dos horas, el bote a motor avería y nos quedamos a la deriva hasta que el guía consigue que unos pescadores a remo, nos remolquen hasta el punto de origen. Por la tarde entramos en el Parque Natural con nuestro coche viendo más elefantes.

Al día siguiente fuimos a Zomba, antigua capital del país, y ahora principal ciudad del sur. Es una zona de montañas cuya principal atracción turística es subir hasta un planalto “plateau” a unos 1700 m de altitud por una carretera muy empinada. Pasamos el día de trekking de varias horas por las altas colinas que rodean el lago con varias cascadas, y acabando el día los tres exhaustos en el camping de “Paradise Backpackers”. De Zomba fuimos para Senga Bay, a orillas del Lago Malawi, y nos costó bastante hasta encontrar un sitio donde acampar con el perro. En unos, porque no permitían la entrada de perros, en otros porque ya había perros de los dueños y el instinto territorial los volvía un tanto agresivos. Finalmente encontramos uno “dogs friendly” llamado Mufrasa, junto al Lago. Aprovechamos un par de días para pasear por el lago, sin tomar baño por el alto riesgo de Bilharziosis, pero degustando el pescado típico del lago que se llama Chambo.

20140425_8760_Canon5D20140420_7659_Canon5D20140425_9072_Canon5D

Como estabamos relativamente próximos a uno de los mejores y mayores parques de África para ver animales, el South Luangwa National Park, en Zambia, decidimos nuevamente atravesar la frontera. Tras visitar rapidamente la capital de Malawi, Lilongue, y aprovisionarnos en el supermercado, vamos en dirección a la frontera. La salida bien, pero la entrada en Zambia, un poco incomoda: trámites y pagamentos de algunas tasas que no contabamos. Nos quedamos a dormir en Chipata, un camping casi fantasma, llamado Dean´s Hill View Lodge. Al día siguiente, nos dirigimos en dirección al parque. Ya habíamos estado aquí en 2007, y recordamos un duro camino de mucha piedra hasta llegar allí. Felizmente los chinos han construido una maravillosa carretera que nos parece casi una autopista. Nos alojamos fuera del parque, en Croc Valley Camp, un sitio espectacular frente al rio lleno de hipos y cocodrilos. En este tipo de sitios, no dan ni un mapa, por lo que en nuestro safari particular de varias horas, nos perdimos y gracias al GPS conseguimos orientarnos. Pasamos un par de días de camping con Djambo durmiendo en la tienda arriba del coche, ya que no había ninguna protección de verjas y cualquier animal felino podría entrar en el camping. En el safari nocturno organizado por el camping conseguimos ver leones.

De vuelta a la frontera paramos en Chipata nuevamente y acampamos en Mamarula Lodge, de un surafricano. Muy acogedor con su impoluta piscina rodeada de cuidados jardines y su animado bar.

Atravesamos nuevamente para Malawi para ir subiendo dirección norte por el interior, pasando por kasungu. Nunca imaginamos que Malawi tenía montañas tan altas, con carreteras que llegan hasta los 1850 m de altitud hasta llegar a Mfuzu, ciudad más importante del norte. Aquí paramos en un conocido supermercado de origen surafricano “Shoprite” donde encontramos otros overlanders holandeses que bajan desde el norte de África. Tras intercambiar impresiones nos dirigimos hacia el lago Malawi, un turístico sitio llamado Nkhata Bay. Una aldea de pescadores en un bonito paraje al borde del lago. Nos alojamos 3 días en Butterfly Lodge, junto al conocido y frecuentado Mayoka Village. En estos sitios siempre están los típicos malawianos que van de modernos e intentan venderte hasta su madre. Todos comienzan con los mismo:” Hello, how are you? It´s your first time in Malawi? “(Como si los mismos turistas fuesen repetidas veces a Malawi de vacaciones…) Con la excusa de que son artistas, intentan venderte de todo, hasta que al final lo que quieren venderte es la famosa “Golden Malawi”…o sea marihuana. Y en esta intención de comercio sacan su última carta: su hermana o amigas para comercio sexual…Aparte de esto, el lago Malawi es un paraíso paisajístico y de relax. El lago, de agua supe transparente y a unos 600 m de altitud sobre el nivel del mar, invita a los chapuzones y a los paseos en canoa. El peligro es la bilharzia, pero ya tomaremos comprimidos para combatir la supuesta infección.

Rumbo al norte, multa por exceso de velocidad, “teóricamente” íbamos a 64 ms/ hora cuando lo máximo eran 50.Cabreo enorme, porque no íbamos a esa velocidad. Peco de mi falta de paciencia y los mando a la m… Carlos, más diplomático, paga la multa, al final son solo 9 euros. El cabreo me dura unos minutos hasta ver montañas maravillosas en el descenso nuevamente al lago. En Livingstonia nos encontramos a un peculiar viajero, Philip, tirando de una carretilla de dos ruedas con todo su equipaje. Un alemán de veintitantos años que ha decidido hacer un viaje a pie desde el Lago Victoria (Tanzania) hasta Pretoria (Suráfrica).Comenzó hace unos meses y espera llegar en Octubre…”cheers” por este overlander y por sus pies posiblemente llenos de callos. Le damos algo de comida y agua y tras las fotos de rigor continuamos viaje hasta Karonga, en el extremo más al norte del lago Malawi. Acampamos en el Taj Hotel a pocos metros del lago, aunque el agua más turbia y con oleaje no invitaba al baño, aprovechamos el final de la tarde para pasear por la orilla, con las Livingstonian Mountains de Tanzania, al otro lado del lago. Nos topamos con un lugar donde los bici-taxistas, que abundan en esta zona, suelen lavar sus bicicletas con las olas del lago,  y no sólo sus taxis, también sus partes íntimas. Por lo que lucen sin pudor algún sus cuerpos desnudos frente a todos los que pasean por la playa. Curioso. Sería nuestro último día en este simpático y agradable país. A unos 45 kms está Songwe, frontera con Tanzania.

Anúncios
Esta entrada foi publicada em Uncategorized. ligação permanente.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s